¿Cómo potenciar el trabajo en equipo? – Grupo Comunicar

¿Cómo potenciar el trabajo en equipo?

Por Lic. Verónica Herrera

En este contexto donde lo virtual predomina en nuestras organizaciones, potenciar el trabajo en equipo es un desafío que excede a la tecnología.

¿Es posible el trabajo en equipo? La buena noticia es que sí, pero sin faltar a la verdad es importante afirmar que tal tarea supone un desafío.

“Siempre trabajamos en equipo” se suele escuchar. Sin embargo, cuando se indaga un poco más surgen los “malentendidos”, los “conflictos”, los “problemas de comunicación” que se pueden rastrear en todo vínculo, en todas y cada una de las relaciones interpersonales que sostenemos.

Encontramos definiciones (varias) acerca de lo que es un equipo. A mí me gusta en particular una muy simple que dice que: se trata de un grupo de personas que se organizan para lograr una meta.

Asimismo, es importante empezar a diferenciar el “grupo” de “equipo” y entonces aparecen en el derrotero de definiciones una diversidad de enunciados: un grupo es una congregación de dos o más personas que interactúan, mientras que un equipo es un conjunto reducido de personas que tienen estabilidad en el tiempo y tienen interdependencia.

¿Cómo salvar esas distancias? ¿Qué hace un grupo diferente a un equipo?

Hay grupos de trabajo que no necesariamente son equipos, ya sea porque no poseen una meta en común, porque no tienen relaciones sostenidas y duraderas o porque no se observa claramente una necesidad de trabajar de una manera integrada y mancomunada. Ejemplos de ello son los grupos “ad hoc” organizados para trabajar en una sola reunión o en proyectos de corta duración.

Del grupo al equipo

Para que un grupo de personas sea considerado un “equipo” es importante que reúna algunas características:

  • Objetivo común,
  • Cooperación,
  • Confianza entre los participantes,
  • Empatía,
  • Comunicación abierta y honesta

Ahora bien, una de las características fundamentales es la capacidad de aprender en el camino… ya que aprender a trabajar en equipo es un desafío que lleva tiempo y supone un aprendizaje.

Valor de equipo

Un equipo definido como tal, siempre pretende alcanzar sus objetivos, porque se forma con una clara convicción de diseñar un objetivo en conjunto y hacer lo posible por alcanzar esa meta.

Para evitar que cada integrante del equipo se convierta en islas separadas lo más conveniente es que si estás a cargo de un equipo puedas aprender a mejorar las relaciones interpersonales, de tal manera, que cada uno tenga claridad en sus funciones, sepa lo que tiene que hacer, se sienta motivado y entienda que esto redunda en beneficios para todos.

Algunas ideas que pueden ayudar:

La visión

Convertir la visión de una empresa en un propósito compartido, que pueda resonar en los proyectos personales y que logre una identidad en el equipo, de tal forma que la pertenencia a la organización posibilite gratificación en sus participantes.

Participar de las decisiones

Tener participación en la toma de decisiones, para sentirlas propias y no como una imposición de otro. Cuando una decisión es impuesta, es decir se “baja línea” resulta más difícil apropiársela y probablemente se sienta menos compromiso por alcanzar y efectivizar lo solicitado.

Saber escuchar

Poder captar los puntos de vista de compañeros contribuye a enriquecer el propio. Identificar y atender las necesidades de todos de tal manera que trascienda mi mirada como “única y verdadera” posibilita construir vínculos distendidos y genera compromiso en el equipo. Abre mi “espacio personal” al incluir otras miradas posibles

Cooperación

En modelos más tradicionales se pensaba que la competencia era la clave del éxito. Hoy la cooperación se ha convertido en una premisa solicitada en un equipo ya que el intercambio y “dejarme ayudar” supone un beneficio y enriquece mis métodos y estrategias al nutrirse de otros saberes y experiencias.

Saber comunicar

La posibilidad de transmitir con claridad mis ideas, mis emociones resulta una habilidad que si no la tengo, la puedo desarrollar. Claridad en poder expresar de manera genuina lo que quiero decir y hacer, permite derribar “malos entendidos” y favorece el dialogo e intercambio.

Encontremos juntos oportunidades para tu organización

En este contexto de incertidumbre, queremos acompañarte y darte herramientas para impulsar tu negocio.

Por eso te invitamos a una sesión gratuita de 30 minutos con parte de nuestro equipo profesional para conocer tus necesidades y armar una solución a medida. Podés agendarla en el momento que prefieras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *